Para ver los milagros...

Queridos amigos:
orthopedic pain management
 
Esta es mi predicación de hoy, 5 de julio de 2009, Domingo XIV del Tiempo Ordinario del Ciclo Litúrgico B, en el Hogar Marín:

Arca de Noé1. A VECES ESPERAMOS QUE DIOS HAGA MÁS MILAGROS PARA NOSOTROS... Puede ser que pensemos: "Si Dios es Dios, ¿cómo pueden pasar las cosas que pasan?" ¿Por qué siempre parece que les va mejor a los malos, y se nos hace tan difícil el camino a los que queremos hacer las cosas bien? ¿No debería aparecer Dios milagrosamente, como en tiempos de Noé, y ponernos a salvo a los buenos, con algo similar a lo que hizo con el "Arca de Noé", poniendo a salvo a los que merecían ser rescatados? ¿Dónde está la omnipotencia de Dios, que parece dejarse superar por la prepotencia del mal y dejarse atropellar por la astucia de los malos?...

Gripe ATambién ante la pandemia de la Gripe A nos puede pasar que nos quedemos esperando una intervención milagrosa de Dios que nos libre de sus consecuencias, como si nosotros no tuviéramos nada que ver con su propagación y no tuviéramos nada que hacer para prevenirla. De la misma manera podemos caer en la tentación de esperar con los brazos cruzados que de un día para el otro desaparezcan las mafias que vemos luchar por el poder y que han contaminando de inmoralidad la política y el manejo de la cosa pública, al punto que ya nadie bueno parece querer meterse en esas cosas para no quedar "pegado"...

En definitiva, ante muchas circunstancias de la vida podemos quedarnos añorando que Dios intervenga de una manera más enérgica para hacerse cargo de nuestros fracasos y nos saque las papas del fuego antes de que se quemen. Sin embargo, hoy Jesús nos enseña que Dios no es amigo de intervenir con su omnipotencia de una manera prepotente, sino que prefiere una presencia silenciosa, confiando en que sabremos valernos del don más precioso que nos ha dado, que es nuestra libertad, para hacernos cargo de las cosas que nos tocan...

Piedad y fe2. DIOS NOS HACE LIBRES PARA QUE LO ACEPTEMOS POR AMOR, NO POR LA FUERZA... Dios nos propone descubrirlo y encontrarlo a través de la fe. Pero lo hace de tal manera, que no perdamos nuestra libertad, y podamos aceptarlo por amor, no por la fuerza...

Jesús CarpinteroSi Dios se hiciera presente siempre de una manera totalmente evidente, nadie podría negarlo, nadie tendría la libertad de oponérsele. Pero no es el camino que eligió para manifestarse entre nosotros. Nos dice hoy San Marcos que los contemporáneos de Jesús lo identificaban como el "Hijo del Carpintero". Es que por el misterio de la encarnación, a partir de su nacimiento en Belén, Jesús se hizo visible y accesible, y por medio de Jesús fue posible ver y oír a Dios, que asumió nuestra condición humana. Pero la humanidad de Jesús, al mismo tiempo que lo hace visible y audible, también lo "oculta", ya que no nos alcanza para "hacer evidente" su divinidad. Para eso no son suficientes los ojos y los oídos, ni siquiera alcanza con el corazón, para "ver y oír" a Jesús como el Hijo de Dios hecho hombre, hace falta la fe...

Sagario - ExposiciónLo mismo pasa con Jesús en nuestros días, siempre presente silenciosamente en el Sagrario. La fe nos permite "verlo" ahí y escucharlo en su Palabra. Pero su presencia amorosa, que hoy se nos manifiesta de esta manera, y en la celebración de los Sacramentos, fuentes en las que se puede beber de su amor, no se impone, sino que se nos propone, para que la aceptemos en la fe, y entremos en comunión con Él. De esta manera, con enorme delicadeza, respeta nuestra libertad...

De todos modos, esto no significa que Jesús no esté suficientemente al alcance de nuestra mano. Su presencia escondida pero real, activa y efectiva a través de su Palabra y sus Sacramentos, y de la misma Iglesia a la que le ha encargado hacerlo presente en el mundo entero hasta el fin de los tiempos, nos alcanza para descubrir la grandeza y la omnipotencia del Amor de Dios. Como dice San Pablo, el poder de Dios triunfa en la debilidad, no necesita la prepotencia, y esto lo lleva a gloriarse en las privaciones, en las persecuciones y en las angustias soportadas por amor de Cristo...

Abuelo3. NO NOS FALTAN MÁS MILAGROS PARA TENER FE, SINO MÁS FE PARA VER LOS MILAGROS... Hoy seguramente podemos ver, como también en los tiempos pasados, muchas personas que, como nosotros, se alimentan de la fe, y que cotidianamente se desviven por ser fieles a Dios en el mundo de la política y en todos los ámbitos de la vida ciudadana. Personas que experimentan la misma debilidad que encontraba San Pablo en sus propias fuerzas, pero también la misma fortaleza de Dios que los sostiene. Y en todo esto no nos faltan más milagros, sino más fe para ver los milagros cotidianos...

Manos unidasNo son más milagros, entonces, lo que estamos necesitando para que sea mayor nuestra fe. De hecho Jesús, nos dice hoy San Marcos, no pudo (o no quiso) hacer muchos milagros ante los que lo rodeaban y no tenían fe. Yo creo que es porque si los hubiera hecho, esos milagros no les hubieran abierto los ojos, y no hubieran servido entonces para mucho. Más bien es al revés. Jesús nos invita a la fe, que es siempre una respuesta libre al llamado de Dios. Y es justamente la fe la que nos permite descubrir los milagros que suceden cada día. Cada vez que dos manos se unen para construir juntos el bien, cada vez que la solidaridad puede más que el egoísmo, estamos frente a un milagro del amor...

Cada vez que se pasa por encima de las diferencias de color, de raza, de ideología y de los colores de una camiseta de fútbol para construir juntos en el amor, estamos verdaderamente ante un milagro. Si vivimos en la fe y de la fe, seremos cada día testigos del milagro del misterio de la vida de los ancianos, de los niños y de los "medianos", que viene de Dios, y a través de la cual el mismo Dios nos llama al mayor de los milagros, la Vida eterna, hacia la que la fe nos ayuda a caminar...


Lecturas bíblicas del Domingo XIV del Tiempo Ordinario del Ciclo B:

Volver al inicio de la predicación...


Predicaciones del P. Alejandro W. Bunge:
Todas las predicaciones: http://www.awbunge.com.ar/predicaciones/
Valid HTML 4.01!Para suscribirse: predicacionesawb-subscribe@gruposyahoo.com.ar
Para borrarse: predicacionesawb-unsubscribe@gruposyahoo.com.ar